Piedras al autocar

Emiliano Mondonico, entrenador del Torino, encendió ayer las brasas de la hoguera en la que puede caer el Madrid dentro de quince días. El técnico turinés mostró de forma reiterada su disconformidad con el trato que le habían dispensado y por las escasas medidas de seguridad. El motivo del enfado fue el apedreamiento del autocar del «Toro» a su salida del hotel Ritz. Por fortuna no hubo heridos. Además, según Mondonico, el club blanco les puso ciertos impedimentos para que pudieran entrenar ayer por la mañana en la Ciudad Deportiva.

Por ello, prefirió renunciar a esa última sesión. «Hace diez años que en Italia ya no pasan estas cosas. Vinimos a jugar un partido de fútbol pero antes de poder hacerlo, no fuimos muy bien tratados. No fue justo lo que nos ocurrió. Tres mil aficionados del Torino han podido ver y conocer ese mal trato y lo contarán cuando vuelvan a casa». Cuando se le preguntó si esa no era una forma de calentar en exceso la vuelta, Mondonico indicó: «Sólo expongo lo que ha ocurrido. En Torino, el Real sí será bien recibido y para evitar incidentes, el equipo estará bien custodiado en todo momento, no como ha ocurrido con nosotros».

Leo Beenhakker no tuvo reparos en contestar a estas palabras de Mondonico: «No creo que el entrenador del Torino tenga que calentar el ambiente para el partido de vuelta de esta forma. La labor de los preparadores es simplemente técnica. Bastante ambiente hay ya en las confrontaciones entre españoles e italianos como para arrojar más leña al fuego. Me parece una irresponsabilidad hacer ese tipo de manifestaciones». La leña volvió a encenderse por culpa de la nefasta organización del Real Madrid.

En la rueda de prensa de Mondonico, un traductor fue explicando a los informadores españoles las manifestaciones del técnico. Sin embargo, el Madrid olvidó el pequeño detalle del traductor para los periodistas italianos. Los informadores turineses se quejaron a Beenhakker cuando quizá deberían haber expresado su malestar al jefe de prensa de la entidad madridista. Beenhakker se molestó cuando los periodistas interrumpieron su alocución. El holandés se levantó de su silla y con un expresivo: «Iros a Torino, a tomar por culo», abandonó la sala de prensa. Los italianos también se molestaron porque no les permitían acceder al vestíbulo por el que iban saliendo los jugadores turineses.

Al margen del apedreamiento del autocar del conjunto italiano, hubo algunos incidentes antes del encuentro y varios heridos que tuvieron que ser atendidos. En el aspecto deportivo, Mondonico reconoció que quizás el Madrid había sido superior y que su equipo se había tenido que adaptar a las circunstancias dictadas por el conjunto blanco. De todas formas, el técnico consideró como muy positivo el resultado. Sobre el flojo rendimiento de Martín Vázquez se limitó a decir que había estado «como siempre». Por su parte, Beenhakker destacó el gran espíritu de sus jugadores y el haber superado la adversidad del tanto marcado por los turineses al comienzo de la segunda parte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s