Tessa, la reina de las bragas

A la hora en la que Marbella arde en fiestas, cuando los ricos ponen las nalgas al dorado sol, los jornaleros andaluces piden más PER. Los jornaleros sacuden el árbol podrido de la política nacional y la derecha le acusa de trincones, de funcionarios basura. El PSOE en vísperas electorales es capaz de prometer jubilación a los trece años, sumisión y objeción universales y PER hasta para los terratenientes. Después de las elecciones los jornaleros se presentan delante de Amparo Rubiales, la gobernadora, a exigir que cumpla las promesas.

Y ella dice que lo que quieren estos gapones de aldea es protagonismo. No son los días de la justicia sino del placer y el cronista se está convirtiendo en un glaciar. Confieso que he sido capaz de comer caviar mientras enterraban a los negros en el barranco de Africa y ahora me como la langosta de Gunilla mientras gritan los jornaleros del campo, sin sentimiento de culpa. ¿Qué va a pensar de mí mi amigo Agustín Moreno?

He estado, como digo, en la fiesta de Gunilla von Bismarck. Lo mejor de la noche, además del discurso de la anfitriona, digno de Westminster, ha sido la silueta de Tessa de Baviera. La circe de Marbella, bisnieta del Canciller de Hierro, walquiria vegetal, nos invitó a cenar y apareció Tessa. El culo es, según Camilo José Cela, el elemento más expresivo de que dispone la mujer en su caminar y el de Tessa no es culo de Venus calipigea, ni de Rubens, sino el sorprendente resultado de mucha gimnasia y mucha lechuga. Tessa de Baviera ha triunfado como diseñadora de lencería. Mucha de la ropa interior de la jet, que luego al alba tiran al suelo como si fuera gratis, la compran a esta dama, prima del Rey. Juan Carlos I dijo una vez, en un coctail:
-Yo soy el rey de España, pero Tessa es la reina de las bragas.

En esa cena en la que Lita Trujillo tiene cara de ceniza porque está entre dos alemanes, me contaron que a Fernando Fernández Tapia, presidente de los empresarios madrileños, le envían los percebes frescos por SEUR y va apestando la Costa del Sol con la gasolina de un rolls último modelo. Los ricos de buen gusto comentan que no saben qué es más grotesco, si Fernández Tapia comiendo percebes en su rolls o Sánchez Gordillo encabezando una manifestación de jornaleros andaluces pidiendo más subsidio. He ahí dos estampas del felipismo del último tramo, una caricatura del rico y una caricatura del revolucionario. Los parados, sin embargo, no tienen la culpa de que los subsidios agrarios fueran inventados por la democracia Cristiana y la mafia, para corromper al mezo-giorno. Ahora los ricos discretos están muy nerviosos. Creen que hay que esconder ya los metros de eslora, y las langostas para no cabrear a los pobres. Y por eso critican que el patrón de los empresarios haga alardes de tiburón. No están los tiempos para fardar. Hasta las princesas presumen de madrugar. Me cuentan además que Fernádez Tapia cenaba con Mark Rich y de pronto, apareció Al-Kassar. El pianista se tiró al suelo, pensó que iba a haber tiros. Pero los judíos, moros y cristianos, los reyes del pan, del amonal y de los patronos, cuando hay negocios por medio se llevan muy bien. Cuando salgo de cenar flota el silencio que sólo se rompe con el ritmo de Olivia Valere, donde una cocacola vale tres mil pesetas . Allí Al-Kassar baila merengues rodeado de guardaespaldas que tambien bailan. Viendo tantos moros me acuerdo de otra princesa, María von Thurn und Taxis, a la que Rainer María Rilke le escribe desde Ronda, cuando el poeta sintió la llamada del sur. Se detuvo asombrado ante Córdoba, Sevilla no le dijo nada -«me resultó extrañamente desagradable»-. El poeta siente aquí en las tierras de Málaga un arrebato anticristiano. Lee el Corán y descubre una voz dentro como el viento en el órgano. «Con Mahoma se puede hablar todas las mañanas sin auxilio del teléfono llamado Cristo, al que se interroga constantemente, hola, quien es ahí, y nadie contesta. Alá es grande, Alá está intacto». Pero ahora, en Marbella, todos los monoteísmos son negocios de venta de armas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s