Hablando con un sabio

Ramón Serrera (Sevilla, 61 años, catedrático de Historia de América de la Universidad de Sevilla): fuimos a hablar de Historia con un sabio y encontramos una conciencia actual y doliente.

Mi padre, un médico de un prestigio nacional que aquí fue introductor de la analítica, era hijo de los pasiegos de la montaña. La primera generación de emigrantes es gente que se esfuerza. En mi casa, el trabajo era sagrado. Hoy día, a un niño tienes que convencerlo para que estudie, pero antes el estudio era un punto de partida para la vida. Mi madre era de Castillo de Locubín, de Jaén, y era prima hermana de Isacio Contreras, el alcalde republicano hombre de Lerroux en Sevilla: yo soy sobrino segundo suyo Si te fijas, descubres que Sevilla está hecha por emigrantes: los «profesionistas», que dicen en América; médicos, abogados, científicos Sevilla ha sido una ciudad de aluvión desde la Reconquista. En Sevilla, las claves no son fáciles de ver porque los grupos están entreverados. Por eso Sevilla tiene mucho de circo barroco, porque aquí todo el mundo tiene la obligación de posicionarse y saber quién es: en el fondo no lo saben. En el Barroco hubo tal movilidad, que había una obsesión por escenificar quién era quién en el circo urbano y eso persiste. Sevilla es un circo: aquí todo el mundo tiene una obsesión tremenda por figurar.
Seis hermanos, todos brillantes. Morales Padrón aludió una vez a «la saga de los Serrera»: suena a talento genético.

El talento es un rollo y un camelo. Hombre, hay dotes naturales, pero el talento lo labra el trabajo y en mi familia si hemos destacado en cosas es porque nunca hicimos otra cosa que trabajar.Yo veía a mi padre sentado al microscopio desde las 9 de la mañana hasta las 10 de la noche. Cuando tú ves eso, ¿te vas a ir de marcha? El ambiente familiar es el 70 o el 80% de la formación.O así era en mi época, cuando no tenías delante todo el día al novio de Falete o a Belén Esteban. Las televisiones están gestando un país basura y esto no lo arregla ni Educación para la Ciudadanía ni nada de nada.

¿La pasión por la Historia?
Devoré libros de Historia desde siempre, para conocer el pasado, sí, pero teniendo presente que hay que tener un legajo en la mano derecha y en la izquierda el periódico del día. ¿Cómo vas a entender el siglo XVII si no entiendes el mundo de hoy? Pero la investigación es preciosa, sí: un día feliz para mí es cuando consigo 7 horas en silencio trabajando con mis fotocopias Pero ya no se puede. La Universidad llena mi vida, pero tiene unas obligaciones burocráticas tremendas. Para todo, papeles.

¿Harto?
Tengo posibilidad de prejubilarme a pleno sueldo, pero ni loco. De la Universidad, lo mejor los alumnos; lo peor, la burocracia.
Te formaste con la última generación de grandes sabios: los Quijano, etcétera. ¿Ese mundo de grandes maestros ha muerto?
Eso desapareció, sí, pero también hay que decir que ese mundo era muy autocrático, eh. Los grandes maestros eran grandes autócratas, ‘padrinos’, y eso creaba clientelismo, aunque luego daban la cara y las becas por ti. La Universidad es jerárquica, como la Iglesia. La Universidad era jerárquica y, entonces, estaba llena de señoríos y yo trabajé con los señores: Bonet Correa, Muro Orejón, Alonso Quijano, Morales Padrón sabios. Hoy la gente cree que democratizando se alcanza la sabiduría: yo creo que no. ¿Tú crees que en el Instituto de Tecnología de Massachussets todos votan? Cada departamento vota según el número de premios Nobel que tiene y, al final, el rector decide. Lo cual no quita para que las normas de convivencia deban ser votadas entre todos, cuidado, porque yo en 38 años de docencia en Cádiz, Córdoba, Sevilla, Granada y La Laguna, siendo decano o director de departamento y haciendo 14 viajes a América, no he tenido el menor problema con un alumno, nunca.

Un americanista tiene medio corazón en América, ¿no?
¡Yo lo tengo entero! ¡Me casé con una caraqueña guapísima hace 34 años! América se metió en mi vida hasta el fondo. De hecho, a mí me conocen más como americanista allí que aquí. Incluso me han hecho Hijo Adoptivo, también. Es curioso, aquí la gente de lo que me habla es de música, todo porque he sido 15 años crítico en Abc. Bueno, me da lo mismo

Pero eso tiene que ver con la pérdida de prestigio del americanismo en Sevilla. Incluso Morales Padrón me dijo que el gran americanismo sevillano ha sido desmantelado
No desmantelado, pero han llegado de golpe prejubilaciones No se ha muerto, se va a reorientar, se replanteará como escuela de másteres y especialidades Sevilla tiene un privilegio: tiene el Archivo de Indias y eso hay que aprovecharlo.

El único archivo continental del mundo, ¿pero tú crees que Sevilla conoce su valor, realmente?
Sevilla no tiene ni idea. Lo confunden con la Casa de la Contratación, la de La Lonja Pero es el único archivo continental del mundo, sí: desde California a Tierra de Fuego; desde Venezuela a Filipinas Soy optimista: se va a reorientar hacia la investigación Lo que pasa es que si entendemos por americanismo lo de las grandes figuras antiguas pues sí, eso ya no funciona. Los personalismos en el mundo de las ciencias no funcionan ya en la Universidad.Antes todo era más personalista, elitista y restringido. Los profesores entraban ‘a dedo’ por orden del catedrático: por eso se habla de ‘la escuela de tal’ Había hasta catedráticos con ‘escuela’, pero sin alumnos: no había forma de estar cerca de ellos. Y entre ellos eran celosísimos si el tuyo te veía junto a otro catedrático
Como con tantas otras debacles culturales sevillanas y andaluzas, también en la crisis del americanismo se echa en falta la voz de los intelectuales. ¿No crees que aquí nadie dice nada?

Tú piensa en Añoveros, Clavero, Quintana, Morán, Saavedra , gente con personalidad y prestigio, ¿qué harían hoy sometidos a la disciplina de una De Cospedal o una Leire Pajín? Nunca la clase política había llegado a un nivel tan bajo como el actual.El voto de obediencia impuesto por los partidos aleja a los grandes profesionales de la gestión pública, ocupada hoy por los profesionales de la política. Pero los votos confieren legitimidad; no capacidad ni ciencia infusa. Yo estoy muy desencantado: son muy mediocres.Y hoy, para ser libre, un intelectual debe pagar un precio muy alto, pues le pueden dar de los dos lados.

¿Alguna vez tuviste tentaciones políticas?
No. Me llegó a ilusionar el proyecto de UCD, porque era apasionante y serio comparado con esta crispación y esta jaula Entonces, gente con mucha preparación se sentó y encontró grandes soluciones a grandes conflictos. Eso ha muerto, y aquí estamos con 4,5 millones de parados, que son 4,5 millones de tragedias familiares. Es tremenda esta pobreza: me recuerda que Sevilla fue la gran oficina migratoria No, no entré en UCD; en el fondo no tenía esa fuerza, no sé.

¿Al final, la misma inhibición que señalas?
Yo era un chaval de 27 ó 28 años, tenía que labrarme, prepararme unas oposiciones, darle de comer a mis tres hijos Pero mi compromiso con la cultura lo he mantenido: llevo años en la prensa, luché por la música 15 años y ahí sigo, comprometido Mira, mi sistema nervioso no me permitiría entrar en un partido. El primer día me cojo un empute y me voy. Yo he pasado 4 veces por el quirófano: si voy a una reunión y me dicen lo que tengo que pensar, me levanto.Y todas esas disciplinas regionales

¿En las que no crees?
Siempre tuve dudas de la eficacia del sistema autonómico.Sí, aquello formó parte del Pacto de la Transición -por Cataluña y el País Vasco- pero 31 años después ya no tengo dudas. Las autonomías han sido un fracaso. Yo no quiero proximidad; quiero eficacia. La Historia va hacia la unión; qué es eso de un parlamento en La Rioja y otro en Murcia Estamos locos. Ser nacionalista va contra la Historia. Esto son reliquias, atavismos: dentro de 30 años, nos reiremos de esto. ¡Horteras, somos unos horteras! La UE, África, el Islam ¡y 17 presidentes autonómicos en medio! Bueno, hasta yo voté el Estatuto de Autonomía, la verdad Mira, es que no puedo creer en nada de esto porque soy consciente de que los políticos no nos dicen la verdad. La ocultan, como ahora con la crisis.

Hace poco, en una conferencia sobre el esplendor de la Sevilla de las Indias, aireaste la absoluta bancarrota de la actual.
Sevilla no ha levantado cabeza desde entonces. Sevilla, espacial, urbanística y sociológicamente, está absolutamente desarticulada.¿La Sevilla de la carrera oficial es la misma de la de las 3.000 Viviendas donde la autoridad es un Comisionado? ¿Queremos estos encapsulamientos urbanos? ¿Aceptamos zonas donde no van ni los carteros? ¿Una Sevilla que no genera ni empleo ni ilusión? Vete al AVE o al aeropuerto: cualquiera medianamente preparado se va de aquí. Ni bicicletas, ni ‘sueño’ ni metro -que la próxima línea tardará 30 años- ni nada de nada.

Vine a ver a un americanista y hallé una conciencia actual
¡Así me va ! ¡4 quirófanos ! Pero tengo dos salvavidas: la música y el silencio. El silencio es creador y nos enfrenta a nosotros mismos. ¡Qué pocos momentos de intimidad tenemos! Estamos perdidos Yo me refugio en ellos sobre todo cuando choco con lo que peor llevo: la estupidez humana. Pero sigo creyendo en el amor, la amistad, la belleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s