El vibrador de los chinos produce cáncer

Hay muebles, pero no es la feria del interiorismo. Está repleta de juguetes y videojuegos, pero no es el mercado del ocio infantil.Se pueden encontrar prendas de cuero, pero no es una exposición de pieles.

Y hay agencias de viajes, pero no, esto no es para nada Fitur. Porque en Exposex, como su propio nombre indica, lo que importa es el tamaño, la profundidad, el grosor, la duración, el olor, la cantidad… pero de otros aspectos. Desde ayer y hasta el miércoles, La Cubierta de Leganés acoge la primera feria de Madrid dedicada a las artes amatorias: pornografía, vibradores, pintura erótica, fetichismo, gastronomía, programas informáticos y, por supuesto, actuaciones en vivo.

La feria, amadrinada por la ex actriz porno Celia Blanco, arrancó con la presentación del libro de Eva Roy Mi lado más hardcore, un estudio a pie de cama sobre los entresijos del porno. También se anunciaron los premios de novela y cine porno (este último, denominado Istar), las conferencias y mesas redondas (moderadas por Blanco), los ciclos específicos, los encuentros entre profesionales para fomentar el mercado de… «¿Quieres que te la mida?»

Ah, bueno, y como recordaban dos enfermeras itinerantes, el concurso Sexómetro, patrocinado por una empresa de enlarge your penis y que pretende encontrar «el pene más grande de España». El premio, 1.000 euros en metálico y la posibilidad de convertirse en un porno-star.

El principal reclamo para los asistentes a la feria es la posibilidad de ver rodajes en vivo como el de la foto de arriba. Los onanistas se apiñaban ayer con sus cámaras para no perderse ni un detalle de duelos interpretativos como el que mantuvieron Ramón Nomar y Mya Diamond. Tras las actuaciones, la posibilidad de hablar con ídolos e ídolas y (trago de saliva, sudor), hasta sacarse una foto con ellos/as.

En cuanto a los artilugios expuestos, hay para dar y tomar, nunca mejor dicho. Desde pastillas para aumentar el volumen de las eyaculaciones hasta vibradores con forma de tiernos animalitos, pasando por tangas comestibles con caramelos y la pastelería cachonda. Dentro de este sector, destacan varios expositores.

El primero, el local SR (calle Pelayo), especialista en látigos, máscaras, vestidos y ropa interior de cuero, fabricada por la propia tienda. También se pueden adquirir potros de tortura, cepos y jaulas (también de fabricación propia), bombas de vacío (increíbles efectos) y aparatos de descargas eléctricas. Igualmente epatante resulta el stand de S-art, donde el artista Michael muestra sus creaciones para producir dolor (exquisitos látigos, suelas de zapatilla para pegar como mamá, ganchos metálicos), hace demostraciones sobre como atar con nudos marineros y vende DVDs de parafilias como las pony-girls (carros tirados por jinetes humanos). Todas estas diversiones cuentan con un escenario específico dedicado al dolor.

Por último, La Juguetería, local madrileño especialista en utensilios sensuales, se desmarca del resto de expositores con lo último en alta tecnología erótica y propuestas sexuales. Es el caso de los estimuladores Lily, pequeño prodigio del diseño sueco con 27 velocidades que se recarga cual móvil.

O del vibrador de lujo de la diseñadora Shiri Zinn (con cristales de Swarowsky y todo). O de los cursos de la universidad del sexo o de los productos de sus amigos El placer es nuestro, una empresa que tan pronto hace un mecano de juguetes eróticos (miles de posibilidades con bolas y palos de acero quirúrgico) como muebles diseñados específicamente para entregarse a la «pequeña muerte», como dicen los franceses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s