Groupalia y sus planes gourmet triunfan

En menos de seis años la expansión del yoghurt helado ha acaparado el mercado.
Los ingredientes que generalmente se utilizan en su elaboración como la leche, el azúcar y el chocolate ayudan en la reducción del estrés ante un acontecimiento psicológico o físico, como el dolor, por lo que incluso se llega a recomendar su uso como tratamiento de algunas afecciones.

De acuerdo con la Asociación Internacional de Productos Lácteos, el país en el que más se consume helado es Nueva Zelanda, donde cada habitante llega a tomar 26,3 litros al año. En España nos quedamos un poco lejos, al consumir tan solo 6,5 litros por persona. Otro dato curioso es que, a pesar de la diversidad de sabores a la venta, el más popular a nivel mundial es el de vainilla, seguido por el de menta con chocolate y el de galleta.

No es solo su dulce aroma, sus estrambóticos colores o la cantidad de sabores existentes lo que nos genera una enorme sensación de bienestar al comer un helado. De acuerdo con un estudio realizado por los neurocientíficos del Instituto de Psiquiatría de Londres, el degustar un helado provoca un efecto inmediato en las partes del cerebro que se activan cuando la gente siente placer.
La gastronomía española es reconocida internacionalmente por sus recetas tradicionales, sin embargo, resulta curioso imaginar un helado de jamón ibérico, de tortilla de patatas o de empanada gallega. Estas son algunas de las propuestas más originales para atraer a los clientes de hoy en día. La lista incluye también el helado de cerveza, de pescado y de fabada.

Las nuevas tendencias no han llegado solamente en los sabores. Los expertos en helado gourmet o helado de diseño han aportado también nuevas formas de disfrutar de este alimento y lo ofrecen en sitios como los código promocional Groupalia, para que el cliente aproveche las mejores ofertas culinarias.

En Madrid, la heladería Mistura ha apostado por la sencillez, elaborando productos artesanales y naturales. Sus productos lácteos provienen de una pequeña granja en las afueras de la ciudad y para sus sabores utilizan frutas de la temporada, sin ingredientes artificiales o conservantes.

El helado está inmerso en la cultura española desde el siglo XIX, cuando se empezó a consumir en las cafeterías de Madrid, Barcelona y Valencia. Aquellos que no podían permitirse el lujo de ir al café, se fabricaban sus propios helados con agua congelada, mezclada con zumo de frutas.

Actualmente, la industria heladera se encuentra en una constante innovación para satisfacer los gustos de todos sus consumidores. Esta necesidad de renovación ha llevado a los productores a incluir en su repertorio sabores que difícilmente asociamos con este postre.

Otra heladería que apuesta por los productos de temporada y recetas de alta calidad es Rocambolesc, creada por la repostera mexicana Alejandra Rivas y el chef catalán Jordi Roca. Sus seis sabores de helados, 100% artesanales, pueden ir acompañados por diversos toppings (ingredientes para acompañar el helado) como fruta deshidratada o trozos de galleta.

Entre todas las innovaciones y nuevas tendencias que ha tenido la industria de la heladería en los últimos años, sin duda una de las más importantes ha sido la inaudita expansión del yogur helado.

En España, la primer tienda de yogur helado abrió sus puertas hace apenas 6 años, sin embargo el éxito fue tal que en poco tiempo el mercado se llenó de competidores. Llao Llao, Oh My Good y Cherry Pop son algunas de las heladerías más populares de este estilo. Esta alternativa al helado tradicional debe una parte de su victoria en el mercado a la apuesta saludable. Con su bajo aporte calórico, su escaso contenido de materia grasa y su beneficioso aporte de calcio y probióticos que ayudan al sistema digestivo, el yogur helado se ha posicionado como un favorito de los que buscan una dieta más sana.

Otra clave del éxito de estas nuevas empresas es la posibilidad que tienen las personas de participar en el proceso de creación. La selección de toppings y salsas hace sentir el cliente que está elaborando un producto especialmente diseñado por él.

Ya sea tradicional, de yogur, artesanal o gourmet, el helado es uno de los alimentos más populares en la sociedad. Aunado al placer que produce la mezcla de la textura y la temperatura, este alimento es consumido generalmente en ocasiones sociales que nos provocan una sensación de bienestar. Es por esto que tanto los factores sensoriales como psicológicos nos hacen asociar el comer un helado con un estado anímico de felicidad.

El consumo de helado en España es de 6,5 litros por persona y el sabor favorito es el de vainilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s